Duración: 10 minutos

Las cooperativas de todo el mundo generalmente operan de acuerdo con los mismos principios y valores fundamentales, adoptados por la Alianza Cooperativa Internacional en 1995. Las cooperativas tienen las raíces de estos principios en la primera cooperativa moderna fundada en Rochdale, Inglaterra, en 1844.

¿QUÉ SON LOS PRINCIPIOS COOPERATIVOS?

La Declaración de Identidad Cooperativa de la ACI describe la ideología general de las cooperativas y cómo deben funcionar. Identifica a la cooperativa como una “asociación autónoma de personas unidas voluntariamente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes a través de una empresa de propiedad conjunta y controlada democráticamente”. Cada principio cooperativo ayuda a descomponer esta idea en varios estándares que la organización debe integrar en sus prácticas.

La ACI estableció siete principios estándar que deben seguir todas las cooperativas. Ayudan a las organizaciones a florecer y operar con éxito mientras alientan a todos los miembros a participar por igual. Bajo estos valores, la ACI se ha convertido en líder de la red mundial de cooperativas.

  1. Adhesión voluntaria y abierta: Las cooperativas son organizaciones voluntarias, abiertas a todas las personas que quieran utilizar sus servicios y que deseen aceptar las responsabilidades de la afiliación, sin discriminación de género, social, racial, política o religiosa. 
  2. Gestión democrática de los miembros: Las cooperativas son organizaciones democráticas controladas por sus miembros, que participan activamente en el establecimiento de sus políticas y en la toma de decisiones. Todas las personas que desempeñan la función de representantes seleccionados son responsables ante los miembros. En las cooperativas primarias, todos los miembros tienen el mismo derecho a voto (un miembro, un voto). En otros niveles, las cooperativas también se organizan de manera democrática.
  3. Participación económica de los miembros: Los socios contribuyen de forma equitativa al capital de la cooperativa y lo controlan democráticamente. Al menos una parte del capital suele ser propiedad común de la cooperativa. Cuando corresponde, los miembros suelen recibir una compensación limitada sobre el capital suscrito como requisito de la afiliación. Los miembros destinan los beneficios a cualquiera de las siguientes finalidades: desarrollar su cooperativa (por ejemplo mediante la constitución de reservas, una parte de las cuales es indivisible), beneficiar a los miembros en proporción a sus transacciones con la cooperativa; o apoyar otras actividades aprobadas por la afiliación.
  4. Autonomía e independencia: Las cooperativas son organizaciones autónomas de autoayuda gestionadas por sus miembros. Si se llega a un acuerdo con organizaciones externas –incluidos los gobiernos–, o se aumenta su capital de fuentes externas, deberá hacerse de forma que se asegure el control democrático de sus miembros y se mantenga la autonomía de la cooperativa. 
  5. Educación, formación e información: Las cooperativas ofrecen educación y formación a sus miembros, representantes elegidos, directores y empleados, para que puedan contribuir de forma efectiva al desarrollo de sus cooperativas. Asimismo, informan al público general –particularmente a los jóvenes y a los líderes de opinión– sobre la naturaleza y los beneficios de la cooperación.
  6. Cooperación entre cooperativas: Las cooperativas sirven de forma más efectiva a sus miembros y fortalecen el movimiento cooperativo trabajando con estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.
  7. Interés por la comunidad: Las cooperativas trabajan para el desarrollo sostenible de sus comunidades a través de políticas aprobadas por sus miembros. 

Fuente Bibliográfica:

Fuente: https://ncbaclusa.coop/resources/7-cooperative-principles/

https://www.ica.coop/es/cooperativas/identidad-alianza-cooperativa-internacional

Volver a: Curso de Inducción Virtual > Módulo 2